miércoles, 23 de junio de 2010

Ilusión falaz, verdadero Art Nouveau

Enrique Arias Valencia

Haced una pompa de jabón y miradla: aunque dediquéis toda vuestra vida a su estudio no dejaréis de sacar de ella nuevas enseñanzas de Física.
Lord Kelvin


La filosofía es o debería ser capaz de decirnos la esencia del mundo, la cual corresponde con lo que es cierto. La certeza bien puede descubrirla el corazón, mas la filosofía debe ser capaz de plasmarla en un argumento.

No me distingo por mi habilidad para argumentar, pero sí por mi olfato intuitivo. Es el olfato lo que me llevó a saber la verdad, y ninguna otra cosa.

Y he aquí que la verdad puede hacerse manifiesta hasta en una inocente letra de baile de salón. Ya veremos esto.

Cuando niño, como a todos los niños, me asombraron cautivo las pompas de jabón. La espléndida belleza que les permite surcar el cielo a costa de morir tras unos segundos, es una metáfora ideal de Ícaro, que busca antes que la libertad, el gozo de saberse portador del poder de volar.

Y así, el imprudente se precipita en el mar de la indiferenciación, de donde todo brota y todo vuelve. Pero antes de morir, es reventado por la rabiosa espina del dolor, sello imperecedero de la vida.

Ésa es la verdad que la filosofía debe atreverse a revelar. Toda la vida, todos los vanos empeños de la casa de la existencia está orientada a mostrar que la vida es dolor, y que éste sólo terminará cuando se sepan enfrentar las falacias con que la vida misma juega con nosotros.

Un día mi madre nos obsequió un libro llamado Física recreativa, del entrañable Yakov Perelman. Una de las secciones del libro trataba de las pompas de jabón, y la amable y siempre deslumbrante palabra de la ciencia de divulgación decía de las burbujitas:

“Seguramente son pocos los que saben, que la película que forma las pompas de jabón es una de las cosas más delgadas que pueden apreciarse a simple vista.

Los objetos que generalmente sirven de punto de comparación para expresar la delgadez o la finura, resultan demasiado burdos si se equiparan con dicha película. "Fino, como un pelo", "delgado, como un papel de fumar", son expresiones que representan un espesor enorme comparado con el de la pared de una pompa de jabón, la cual es 5 000 veces más delgada que un pelo y que un papel de fumar. Un cabello humano aumentado en 200 veces, tiene cerca de un centímetro de espesor, mientras que la sección de la película que forma la pompa de jabón, con semejante aumento, sigue siendo invisible”.


Es así que la ciencia nos revela que las burbujas de jabón son prácticamente invisibles y asombrosamente delgadas. ¡Y como vemos en el epígrafe lord Kelvin les tenía gran aprecio! No me cabe la menor duda de que mi madre, con su cariño y sus libros, hizo de mi infancia una verdadera Edad de Oro.

En nuestro México que ya se anuncia bicentenario, hacia los años veintes del siglo pasado los compositores T. Saenz y Eduardo Vigil y Robles lanzaron un fox trot que, en medio de una muy comprometedora inocencia, salterio juguetón de por medio, tras hacer lo que algunos han querido interpretar como una discretísima referencia a la parte más redonda de la anatomía femenina, salta a decir la verdad sin tapujos. Mi padre tenía un disco con la versión de la cantante Esmeralda. La pieza comenzaba así:

Pompas ricas, de colores,
de matices seductores,
del amor las pompas son,
pues deslumbran cuando nacen
y al tocarlas se deshace
nuestra frágil ilusión.
Esperanza de una hora
bella flor que se evapora
con el sol canicular.
El amor es vano empeño,
sombra mágica de un sueño
que disipa el despertar.

Tanto me gustaba esta canción que se la enseñé a mis pequeños sobrinos, Amador y Erika, de quizá ocho y siete años. Fueron capaces de cantarla a dúo. Hace algunos años todavía conservaba la grabación de sus bienaventuradas voces, y hablo de bienaventuranza pues la infancia es la vida en el Paraíso.

En la agridulce tonada es el arte, es decir sin decir. La letra se torna nostálgica, pero la síncopa del guitarrón y la feliz melodía de la trompeta con sordina, son toda una fiesta que nos hace olvidar que en esta vida todo es vanidad.

Algo hay de art nouveau popular en la letra de este fox trot. Su chispeante creatividad, su gusto por lo efímero, su empeño por salir de lo cotidiano hacia lo maravilloso infantil de las pompas de jabón, y su muestra fatal del dolor, lo hacen una delicada flor cuya brevedad le da un matiz de azul esplendor. Así, al despertar de la embriaguez del deseo, al iluminarse el Universo, encontramos muerto nuestro delirio de amor, una verdadera ilusión en el vacío:

Mi ilusión sombra fue.
Fue una dicha embriagadora
que adoré.
Una rosa que a la aurora
muerta hallé.
Corazón, vive en paz.
Que feliz nunca te hará
la ilusión falaz.


Si yo dijera que la letra de “Pompas Ricas” miente, yo diría una gran mentira. Sólo puedo hablar por experiencia propia, y es la voz de la experiencia la que canta, que este mundo es del dolor, y de ninguna otra cosa... pero podemos decirlo con una melodía alegre, tan alegre como el mejor fox trot de los años veintes.

Nota: no encontré en todo Youtube una versión cantada de esta hermosa canción, que en México inmortalizara María Conesa. Como dije, cuando niño, yo la escuché en un LP en la versión de Esmeralda. Aquí pongo un enlace con la versión del Mariachi Sinfónico de Martín Gordo:

27 comentarios:

maxcourrech dijo...

Simplemente genial, ademas de que explora las profundidades de lo sencillo y muestra la belleza y grandeza de ls burbujitas de jabon, y hace todo esto sublime y simbolico sin perder el aroma a tus costumbres familiares. Como dijo el Sr. Burns: "Excelente".

Chelo dijo...

Me gustó mucho el texto, Enrique. Leyéndolo recordé que me fascinaban tanto las pompas de jabón que siempre que podía les compraba a mis sobrinas los implementos que las producían, hasta que un vendedor ambulante me mostró la última tecnología, china por supuesto, para hacer bombitas: una gran pistola. Entonces dejó de tener sentido. Con todo, son hermosas, hipnotizan.
Ya te envié las fotos.
Abrazos
Consuelo

Lola (pecado) dijo...

al igual que nos esmeramos en inflar una burbuja de jabón a pesar de que sabemos que tarde o temprano, debido a su condición efímera estallará, nos esmeramos en vivir.

Si en alguna forma, y yo pienso que es en muchas, la vida humana es comparable con una burbuja de jabón, creo que podemos desprender que el único valor que tiene la vida humana es el valor estético. Ya que al igual que nos esmeramos en la bomba de jabón a pesar de que sabemos que se convertirá en nada, el motor que nos mueve a construir nuestra existencia, es el placer que encontramos de ella misma ante nuestros ojos, siendo esta vida, no solo el objeto del placer estético de la existencia, sino al mismo tiempo, la condición de posibilidad de todo placer estético.
Una pompa de besos

Enrique Arias Valencia dijo...

¡Hola, Max, gracias por tus palabras!

Chelo: ya vi las fotos, ¡qué tiernos se ven Monsi y tú!

Pecado: Me has dejado asombrado, pues si bien las ideas que planteas al principio de tu comentario las comparto perfectamente, yo nunca había alcanzado una conclusión tan hermosa como la que expones. En verdad, ¡increíble!

¡Salud e inquieta alegría para todos!

Enrique Arias Valencia dijo...

Hola. Voy a actualizar la página con uno más de mis bellos recuerdos que tengo de esta hermosa canción.

¡Salud e inquieta alegría para todos!

María dijo...

Lo primero es que estoy de acuerdo con Lord Kelvin, de manera que una sola pompa de jabón da para toda una vida humana de investigación y no se llega a penetrar todo su misterio.

La otra es que la vida es sufrimiento, desde luego, pero también es mucho más que eso y no creo que el dolor termine cuando "se sepan enfrentar las falacias con que la vida misma juega con nosotros". De ser así, los ateos que estais al cabo de la calle deberíais ser los seres "menos doloridos" y sinceramente no lo creo.

Por lo demás, una argumentación muy bonita, muy florida y aderezada con detalles muy tiernos.

Permitidme que os ponga esto, también muy tierno.

PASCAL Y EL ATEO

El gran matemático Pascal discutía con un ateo sobre la existencia de Dios: -Lleguemos a un acuerdo -le decía- Yo no puedo probar en un laboratorio la existencia de Dios. Pero Ud. tampoco puede probar lo contrario. Tomamos una postura u otra según las evidencias. Estudiemos las posibilidades: "Dios existe" o "Dios no existe". Yo le doy a Ud. la oportunidad de tener un 50 % de posibilidades de tener razón y Ud. me concede a mí que tengo razón en otro porcentaje igual. ¿Cuál nos ofrece mayores garantías de acertar? Después de una vida más o menos prolongada ambos morimos y somos enterrados en el mismo cementerio.

Supongamos que el día de la resurrección se descubre que Dios es real. Yo he ganado y Ud. ha perdido nada menos que la eternidad feliz. Supongamos que no hay resurrección y Dios no existe. Ud. ha ganado, pero no le sirve de nada, porque nos espera la nada: en esta opción Ud. también lo ha perdido todo y yo no he perdido nada. Por este sencillo cálculo de probabilidades, si apuestas por Dios lo ganas todo y si apuestas por la no existencia de Dios no ganas nada. ¡Dios existe! Es no sólo una probabilidad matemática, sino una vivencia que hace feliz a quien la tiene.

¡Saludos a todos!

Manuel dijo...

«que este mundo es del dolor, y de ninguna otra cosa... pero podemos decirlo con una melodía alegre, tan alegre como el mejor fox trot de los años veinte»
Las pompas de jabón son reflejo de lo efímera, bella y breve que es nuestra vida. Sin embargo, este mundo no es de dolor. Todavía no quiero llegar a planteamientos tan abiertamente derrotistas y pesimistas.
Un abrazo Enrique.

Manuel dijo...

María. La apuesta de Pascal es algo que indigna a los ateos. Yo, que me quedo en agnóstico, sólo propongo realizar ese mismo debate pero hablando de dos dioses en vez de uno.
Por ejemplo, Venus y Marte.

Enrique Arias Valencia dijo...

Hola, María y Manuel.

Un gran gusto saludarlos, y como siempre, disfruto mucho vuestros aportes.

¡Salud e inquieta alegría!

genetticca dijo...

QUE LA VIDA ES DOLOR PURO Y DURO,REAL, COMO LA VIDA MISMA. iNCLUSO,FIJATE, QUE EL DIOS DE LOS CATOLICOS NO ESTÁ REPRESENTADO POR ALGUIEN SONRIENTE Y FELIZ, SI NO, POR ALGUIEN CLAVADO ETERNAMENTE EN UNA CRUZ ,LA VIVA IMAGEN DEL DOLOR, AUNQUE CARNAL,ES EL DOLOR INTERNO, EL DESAMOR, EL ODIO, LA CALUMNIA, EL DESPRECIO, LA MISERIA, LA DESCRIMINACIÓN...

lAS POMPAS DE JABÓN...EFÍMERA METAMORFÓSIS, AGUA Y QUÍMICA.
sUBLIME ILUSIÓN QUE MUERE POR LA ILUSIÓN MISMA DE VIVIR.
fASCINANTE, TODO EN LA VIDA ES FASCINANTE, SOBRE TODO CUANDO ES APRECIADO.

UN BESO

María dijo...

Hola, Manuel, me alegra mucho saludarte. No sabía que Pascal irritara o indignara tanto a los ateos. Yo pensaba que los ateos estaban en completa paz. Si ya lo sabían todo, aunque ese todo fuese la nada, ya no había de qué desazonarse.

Esa propuesta tuya de dos dioses en vez de uno no la veo yo.... ¡Y fíjate que se nos acusa a los católicos de TRES! La Trinidad es algo que siempre me ha intrigado.

Genettica. El Dios de los cristianos no es la imagen del doliente perpetuo sino la de la alegría de la resurrección, del triunfo sobre el dolor y la muerte; de la vida eterna. Jesús nos enseña que estamos por encima del sufrimiento, que todos podemos alcanzar el perdón y la gloria sean cuales sean nuestros pecados y nuestros sufrimientos. Nos enseña a sobrellevarlos y vencerlos. No es la desesperación sino la esperanza: yo también podré sobreponerme a mi propia cruz si le pido a Jesús que me ayude cual Cireneo.

Un abrazo.

Enrique Arias Valencia dijo...

Hola, María, como bien señala Manuel es la apuesta de Pascal lo que indigna a los ateos, no el propio Pascal. Aunque parece que a Manuel y a mí no nos indigna, sino que nos invita responderla con una suave ironía, que es lo que hizo Manuel al mencionar a Venus y Marte como contrapartida inesperada de la apuesta.

¿Te acuerdas que en otro lugar yo sostenía que hay que diferenciar entre el hombre y su argumento? Y pues no, los ateos no lo sabemos todo, y yo llegué a ateo por el sufrimiento.

Yo no me burlo de Pascal, pero sí me divierte cómo contestó Manuel al reto de la apuesta…

Hola, Genetticca Genial lo que dices, todavía lo estoy digiriendo.

genetticca dijo...

Vamos Manuel. Que un dios muerto de risa no hubiese cuajado, no parecería,digamos...adecuado para redimir a los pobres pecadores de los pecados inventados por los poderosos,los manipuladores de almas.
Hay amigo, que lejos estas de ti mismo y de la resurrección.
Tu lo que quieres es un certificado que acredite que vas a volver, para, digo yo,seguir sufriendo, para así volver a resucitar y así sucesivamente.

Creo yo,vamos, que dios , ese dios al que yo llamo universo, creador de si mismo, lejos de nuestros intereses materiales, cerca de nuestra continuidad como energía,como eternidar ,ese dios, que a nadie interesa,porque no es cotizable, pero si quizas mas posible.
Mira, estar con dios ,ser dios mismo, es no matar, respetar, no ambicionar, hacer el bien, no descriminar, no imponer, dejar vivir y vivir, predicar con el ejemplo...dime,la Iglesia católica cumple con lo que predica?
Lo de la cruz me parece sadismo puro, porque además representa la muerte por asesinato, la muerte por tortura, la muerte por condena...

En fin, que dios nos pille confesaos.

Un abrazo

genetticca dijo...

Perdon, mi comentario era para Maria, me equivoqué de nombre.

Disculpa Manuel

María dijo...

Enrique, naturalmente que me refería a ese comentario de Pascal y no al propio Pascal. Yo también distingo entre el hombre y sus argumentos. Por eso mismo no confundo a Jesucristo con los hombres. Hay que creer en Él y sólo en Él. Las personas tenemos defectos y metemos la pata sin cesar.

Genettica. ¿Crees que los pecados han sido inventados por los poderosos? Si tú misma los enumeras a continuación porque los tienes asumidos. La Iglesia Católica somos todos los creyentes y unos más que otros cumplen con sus preceptos. Pero nadie es perfecto y por eso tenemos la oportunidad de procurar mejorarnos. Y no, yo no confío en ningún certificado porque de sobra sé que disto mucho de merecerlo. Pero confío en que Dios me conoce mejor que nadie, mejor que yo misma y sabrá darme el castigo justo que merezca; nunca será mayor que el merecido.

La crucifixión la practicaban los romanos, no ha sido inventada por la Iglesia católica. Se cree que los romanos la tomaron de las tribus primitivas de Cantabria, si no recuerdo mal. Y hay datos que acreditan que Jesús fue crucificado muerto y enterrado y al tercer día resucitó. Y muchas gentes lo creyeron y dedicaron su vida a contarlo a todo el que lo quisiera escuchar.

Si me perdonais, yo no tengo ningún interés en daros la lata con esto, si bien es cierto que cuando empiezo suelo dar la cara. El propio Enrique es el que me invita a participar en su blog avisándome de sus posts. Pero en honor a la verdad no me divierte llevar la contraria a todo el mundo. Así que como dicen en mi pueblo, cada uno en su casa y Dios en la de todos.

Otro abrazo.

genetticca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
genetticca dijo...

Mis respetos María.

Tu con tu dios y yo con mi universo. Si es verdad, la crucifixión era un rito romano, pero y la inquisición?
Bajo el nombre de dios se ha matado y se sigue matando impunemente.

Lo que yo enumero no son pecados, son instintos humanos que deben evitarse con la difícil práctica del racionalismo, con el descernimiento. Saber que podemos amar del mismo modo que podemos matar, pero,a través de la concienciación saber que matar no es un pecado si no un instinto dominado. Para tener consciencia no es preciso recurrir ni ampararse en un dios, precisamente los llamados cristianos estaban al lado de Hitler, de Franco, de la inquisición y de Bush.

Amar a dios es estar en paz con uno mismo y con el mundo, y si dios existe, no es precisamente un dictador.
Como bien dices ningún cristiano es perfecto, tampoco los ateos.
Y no es el dios crucificado el que aplica los castigos, es uno mismo a través de sus actos, se recoge lo que se siembra y de momento la iglesia católica está recogiendo los frutos sembrados a lo largo de la historia, es decir, dudas y más dudas sobre su veracidad.

No pretendo eliminar tu beatitud, si no hablarte solo de mi manera de pensar.

Y si .Creo en un dios, pero algo más justo y razonable ,algo menos discriminatorio, algo que está en nosotros mismos...yo lo llamo consciencia universal.


Un beso con mucho amor.
3 de julio de 2010 04:09:00 CDT

Enrique Arias Valencia dijo...

Mi muy querida María. ¡Dame la cara para que te mande un beso! Lo que has hecho no es poco, pues ahora, cada vez que reflexione sobre el argumento de Pascal, no dejaré de considerar la ternura de su autor, la cual refieres. ¿No has visto ya que este siglo (que al fin y al cabo también pasa) ha querido abandonar las emociones y los instintos?

Y pues yo, en tanto que irracionalista y por lo tanto, excéntrico, he querido privilegiar al instinto por, en y sobre la razón. Y no dejo de ver que la ternura nace a partir del maridaje no de Apolo con Dioniso, sino quizá de Apolo con el Señor de Dionisio El Areopagita.

Por cierto, no todos los excéntricos somos como Grigori Perelman, un matemático que acaba de rechazar el premio de un millón de dólares que se ofrecía a quien resolviese la conjetura de Poincaré, y que nuestro querido Grigori resolvió maravillosamente hace ya largo rato. ¿Tendrá este Grigori algo que ver con el entrañable Yakov Perelman, de mi libro Física recreativa?

¡Yo sí recibiría el dineroooooooooooooooo!

¡Salud e inquieta alegría!

María dijo...

Sí Genetica, si, bajo el nombre de Dios se ha matado y se sigue matando todavía y bajo el signo del comunismo y socialismo se ha matado más que bajo ningún otro régimen ni nombre. Si enumeramos los errores humanos no nos olvidemos de los de nuestras simpatías. No diré yo que todos los ateos sean comunistas o socialistas pero sí que todos los comunistas son ateos. Y en cuanto a Hitler, ¡qué bonito queda achacárselo a los cristianos también! Anchas espaldas debemos de tener los cristianos, sin duda. En fin, doctores tiene la Iglesia para que me ponga yo a defenderla; cada uno si quiere puede mirar con objetividad. Mis respetos también para los agnósticos y ateos, que no me ha faltado nunca. Tampoco pretendo convencer a nadie de nada. "Sólo cuando el alumno está preparado aparece su maestro". Y esto lo he aprendido de budistas.

Muchos temas para debatir has sacado tú pero diré que te olvidas de lo que hacían aquellos contra los que se levantó Franco. Que la inquisición -con ser abominable- se ha exagerado muchísimo, además que no se practicaba sólo en España, como parece que quieren algunos, sino en toda Europa. Que el Papa desaprobó la guerra de Irak. Que Bush ha luchado a favor de la vida y en contra del aborto, el mayor crimen, contra el ser más indifenso. Y que el cristianismo ha salvado a mucha gente del paganismo y sus sacrificios humanos. Como ves, ni todos buenos ni todos malos.

Un abrazo.

genetticca dijo...

Maria.

Un desastre, tus comparaciones , tus elocuencias, tus prismas....en fin. Quédate con ellos. espero que te lleven a lo que deseas, a la resurrección de la carne, aunqué me parece que primero deberías ocuparte, en esta vida que ya posees, por la resurrección de tu inteligencia propia, tu derecho a pensar por ti misma sin la intervención de nadie, ni siquiera lka de los ateos, sola, solita, pero observa bien, mira bien, posiblemente despiertes y resurjar del anonimato de ti misma.

besos sin ácido.

genetticca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
genetticca dijo...

genetticca dijo...
Maria

Como puede Bush proteger el aborto y matar en Irak a la misma vez a mujeres preñadas y niños recién nacidos?

Y no solo en Irak...también te has creidfo que las torres gemelas las derribaron los terroristas islámicos? Bueno, bueno, ándale,ándale...

Sobre maestros y alumnos te diré que todos ejercemos ambos cargos, todos aprendemos y todos enseñamos, así que mira. Yo desaprendo de ti y tu ,pués ignórame, porque dudo mucho que yo sea el maestro que estas esperando y tu el alumno preparado para recibirma.

Besos

Enrique Arias Valencia dijo...

¿Y acerca del amor fugaz, del enamoramiento, que quizá sólo con ternura se cure, no tenéis nada que decir?

Corazón, no ames ya,
que las dichas de la vida,
humo son;
y es una dicha fingida,
la ilusión.


¡Salud e inquieta alegría!

genetticca dijo...

Enrique
Sobre el amor mucho,pero también humo,,mira mi post, justamente le hago una descripción moderna, aunque yo me quedo con ala antiguas.

Hablando en serio, si no fuese por amor ni siquiera estariamos aqui, casi pidiéndolo a gritos.

Besos

María dijo...

Enrique, gracias por tus cariñosas palabras. Y no te alarmes que la sangre no llegará al río.

Para el enamoramiento el corazón siempre dispuesto y nada de esperarse para amar, sino que hay que lanzarse a amar y que luego nos quiten lo bailao.

Besos.

genetticca dijo...

Maria.

No soy ni de izquierdas ni de derechas, no entro en ninguna calificación.
Me mantengo como observadora de lo que ocurre en el mundo y no actuo de juez,pero sobrepeso y me mantengo al lado de lo justo.
Que que es lo justo? Justamente lo que no clasifica, lo que no coloca ni a la izquierda ni a la derecha, ni en el centro, si no que me coloca enteramente al lado de todos, negros y blancos ,cristianos y moros,ateos, verdes y azules, cabizbajos, altivoa, mancos y ladrones...así podría seguir....
Y eso me coloca entre ellos pòrque yo soy una de ellos, de todos, del conjunto sociual y mal administrado del que formo parte.
También me coloco a tu lado y te pido disculpas si en mi acaloramiento visceral me he dejado llevar por algun síntoma que pueda parecer dominante o convincente.
El amor es un estado
no una simple palabra. Amor es todo, pero ha veces se escede o se limita, por causas que aun no tiene resolvidas la inteligencia humana.
Asi que Maria, nosotras divagamos, mantenemos, ejecutamos, pero siempre sabemos como disculparnos y seguir en nuestro camino.

Buena suerte.

genetticca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.