miércoles, 10 de marzo de 2010

La Constitución nos arrebata la Luz

Enrique Arias Valencia

Cuando era niño, me entristecía saber que la historia de México, a partir de su independencia, sólo consistía en una serie de guerras, revoluciones, alzamientos, cuartelazos, intervenciones extranjeras, fusilamientos y demás estúpidos baños de sangre.

Durante mucho tiempo creí que la así llamada historia universal sólo consistía en eso, pues al estudiar el caso de Europa, la situación era análoga a la de mi país. Asia y África también desencantaron mi ánimo. Entonces me convencí de que la política era lo peor que podía hacer el ser humano en este mundo.

¡Otra cosa era la ciencia! La historia de la ciencia siempre fue un ejemplo a seguir. ¿Qué suerte había corrido la ciencia en tan convulsionado país como siempre lo ha sido México? Un día descubrí que a pesar de las graves limitaciones tercermundistas de mi patria, habían existido algunas personas que habían brillado cual raudos meteoros en el cielo de la historia.

Sor Juana y José Antonio de Alzate, por ejemplo. Cierto que a la primera la calló la iglesia, y al segundo le fue un poco mejor. Nuestro país había sido visitado por personas que habían hecho notables descubrimientos científicos. Alexander Von Humboldt y Aimé Bonpland eran dos dechados de hombres verdaderamente ilustres que amaron México.

Hoy la suerte de la ciencia en México también me decepciona, en manos de hombres que son más políticos que investigadores.

Las autoridades han anunciado el cierre de El Museo de la Luz, en el Centro Histórico de México, con el fin de entregar el edificio para hacer una nueva galería de la Constitución Política, porque lo que fuera el templo de San Pedro y San Pablo tuvo la mala suerte de ser colegio militar, cuartel, almacén de forraje, café cantante y escuela correccional. Cansado del espantoso destino del bello edificio, en 1922, José Vasconcelos ubicó en San Pedro y San Pablo una sala universitaria de debates libres.

No obstante, nuestra querida construcción también fue el espacio en el que Iturbide juró como emperador, ante el Congreso constituyente.

En 1824 en este lugar se promulgó la Constitución de 1824. Éste es el pretexto que las autoridades han dado para hacer del inmueble un sitio para una exposición permanente que celebre a nuestra muy democrática Constitución.

¡Hay tanto que ver, ni siquiera he podido visitarlo alguna vez! Sólo me ha impresionado su enorme campanario, cúspide de una torre que supongo plateresca. ¡Cómo se parece al campanario de Malinalco!

Es así que gracias a la complicidad de las invidentes autoridades se cierra El Museo de la Luz para dar paso a la oscuridad de una exposición dedicada a un documento que más que musas necesita hombres leales a la cultura, y no sólo a la política.

Vengo del Museo de la Luz.

He firmado para protestar por este acto infame.

Mañana, a las 12:00 se inaugura una exposición. Irá Drucker, y será encarado.

¡Ojalá podamos asistir!


Yo me enteré en el blog de Juanele.

23 comentarios:

José Luis Ferreira dijo...

¡No me lo puedo creer!

He ido a ese museo varias veces con mi hija y con mi sobrino mexicano. Lo pasábamos muy bien. Es (¿era?) una preciosidad de museo. Con el tamaño adecuado, muy bien organizado, con un gran atractivo para niños y mayores y en un edificio majestuoso.

Cerrarlo será un paso atrás inexplicable.

José Luis Ferreira dijo...

¡No me lo puedo creer!

He ido a ese museo varias veces con mi hija y con mi sobrino mexicano. Lo pasábamos muy bien. Es (¿era?) una preciosidad de museo. Con el tamaño adecuado, muy bien organizado, con un gran atractivo para niños y mayores y en un edificio majestuoso.

Cerrarlo será un paso atrás inexplicable.

La abuela frescotona dijo...

ME PREGUNTO, SI LOS EDIFICIOS PÚBLICOS SON EL PATRIMONIO DE UN PAÍS, CON QUE DERECHO LOS POLÍTICOS DECIDEN SUS DESTINO, SIN CONSULTA POPULAR.
NO ABANDONES EL DESTINO DE ESE MUSEO, ES TUYO Y DE TODOS LOS MEXICANOS.
ABRAZOS QUERIDO ARIASTÓTELES

maxcourrech dijo...

De milagro no pusieron un monumento a la banda machos o al reggaeton (o como se escriba esta palabreja) con tal de acabar con la poca luz que nos queda, entendiendo la luz de la ciencia y el conocimiento. Las personas deberían poder comprender que la ciencia nos ayuda a medir y pesar todas las cosas, y tal vez hasta nuestros actos morales. Me entristece la noticia y me deja sin palabras. Si por lo menos pusieran un taller sobre derecho constitucional, pero un museo... En fin.

Enrique Arias Valencia dijo...

A todos: Muchas gracias por su solidaridad.

José Luis Ferreira: ¡Dichoso tú que conoces ese museo! Y por cierto que me dejas sin habla: ¡Conoces México! :)

José Luis Ferreira dijo...

México es uno de mis "segundos países" (con EEUU y la República Dominicana) . He vivido en el DF por cuestiones de trabajo en dos ocasiones por estancias de 6 meses y he hecho muchas otras visitas. Tengo familia y amigos. Excepto la zona de Monterrey, creo que me he movido por casi todo el país. La última vez, una escapada desde Los Ángeles a Ensenada.

pecado dijo...

Atacar la cultura de esta forma es un delito, tienen que detenerlos.

Enrique Arias Valencia dijo...

¡Hola, José Luis!

¡Entonces ya has visto lo surrealista que es México!

Pecado:

¡Tus valientes palabras son fuente de inspiración!

Jack Rational dijo...

Enrique: espero que te haya ido bien con tu iniciativa.

¡Saludos!

Gabriel dijo...

¡Qué desastre! Es lamentable lo que pasa en nuestros países. Acá cierran escuelas e institutos de arte porque no reciben dinero del Estado, o están en pésimas situaciones...
¿Tenés novedades de tu iniciativa?

Enrique Arias Valencia dijo...

Hola, Jack y Gabriel.
El museo sigue en pie, pero con la amenaza de desaparecer.
¡Saludos!

Anónimo dijo...

Saludos Enrique.
Por allá en el año 1955 mi papá y mi mamá se aventuraron en un viaje por mar hacia la zona del golfo de México desde Venezuela pero, me cuentan ellos, que su nave zozobró frente a las costas del Estado de Veracruz y, salvándose de milagro por la acción de pescadores de la zona. Lo cierto es que al no tener con que regresar y siendo médicos los dos se quedaron en esa ciudad por dos años trabajando a destajo su profesión, es decir yo fuí concebido en México y ya para el año 1957 en el mes de Julio, faltando tres días para nacer, ellos (mi papá y mi mamá) se vinieron a Venezuela, cuando crecí me contaban la infinidad de cosas y experiencias agradables vividas en esa bella región de México y su deseo de volver, lo cual lo hicieron en el año 2000 pero sin mi por cuestiones de trabajo, a su regreso me dijeron haber conocido el Museo de la Luz en el centro histórico de México, cosa que los maravilló enormemente por su conceptualidad.
Lamento la situación reinante en estos momentos y creo que el ideal de política se diluye egoístamente en la mayoría de los llamados políticos. Mis reservas con ellos.
Un saludo para ti y para todo México.
Sansoni2020.

Manuel dijo...

Lamentable atentado contra la cultura. El ser humano no aprende, y la brutal destrucción del siglo pasado se mentiene en el presente.

Manuel dijo...

Por cierto, el anterior Manuel soy yo.

Enrique Arias Valencia dijo...

Hola, Sansoni2020. Luego, tú eres mexicano por concepción. :)

Hola, Manuel, lamentablemente así es. :(

María dijo...

Hola, qué tal va todo, por aquí bien, no nos podemos quejar.

Saludos.

Enrique Arias Valencia dijo...

¡Hola, María!

¡Es gran alegría saludarte!

María dijo...

Lo mismo digo Enrique, deseo que disfrutes de tus paseos y excursiones por la naturaleza en esta primavera que será espléndida, a tenor de lo que ha llovido, aquí por lo menos, allí no sé.

Un beso.

Enrique Arias Valencia dijo...

¡Hola, María! ¡Un gran abrazo!

Aquí aún no ha llovido, sólo nos llovió a mi hermano y a mí cuando fuimos a Taxco.

¿Leíste la aventura? No veo tu comentario, aunque quizá platicamos sobre ello en otro lado:

http://ariastotelesplatonico.blogspot.com/search/label/Taxco

La abuela frescotona dijo...

Estimado Ariastóteles, voy de paso, dejo un saludo para ti amigo mio.

María dijo...

Hola, Arias. Ya leí la aventura en su momento y también platicamos (¡cómo me gusta este verbo!)en otro lugar.

Yo también estoy de paso pero de vez en cuando entro a leerte. ¡Ánimo que lo haces de maravilla y nos gusta mucho lo que nos cuentas y cómo lo cuentas!

Un abrazo.

SEÑORITA ECHAGARAY. CON "A", NO CON "E" dijo...

como bien dicen por ahi, me encanta mexico, odio mi gobierno

diego dijo...

Hola, Enrique! Que loco, no habia visto el mensaje que me enviaste hace tiempo sobre tu pedido de utilizar una de mis ilustraciones. Claro que tenes mi permiso, amigo mio! Sera un placer. Un abrazo!