jueves, 1 de abril de 2010

Viaje a Tepoztlán



Árbol de tronco viejísimo, este enorme ahuehuete partido por un riachuelo es el portón más natural para recibir al viajero que busca comulgar con el espíritu de nuestros antepasados indígenas.

Enrique Arias Valencia, Plenitud de Tepoztlán; tragicomedia de Cuauhnáhuac

3 comentarios:

Manuel dijo...

¡¡¡Feliz viaje, Enrique!!!

Jack Rational dijo...

Impresionante imagen. ¿Qué edad tendrá el árbol? Entiendo que pueden superar los 500 años.

¡Saludos Enrique!

Enrique Arias Valencia dijo...

¡Gracias, Manuel!

Jack: soy malísimo para calcular la edad de los árboles, pero sí, ese ahuehuete sí que es muy viejo.

¡Salud e inquieta alegría!