jueves, 16 de abril de 2009

Atlaloqueísmo

A: En mi casa somos más ateos que en tu casa, porque ayer sólo tuvimos Dios a la hora de la cena.

B: En mi casa somos más ateos que en tu casa, porque nosotros sólo tenemos Dios cuando llueve.


Enrique Arias Valencia

2 comentarios:

Manuel dijo...

Hermosa greguería.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Hola, Manuel. Es un placer verte por aquí. Acá en México, Tláloc es el Dios de la lluvia. A veces se le menciona como una metáfora de aspectos de los meteoros que esperamos o que nos molestan.
Salud