martes, 2 de junio de 2009

Ixmiquilpan 2

Un guerrero jaguar con una diadema blanca.
Nótese el sincretismo de la columna: motivos florales y frutales con un capitel cuasi corintio.

2 comentarios:

Atilio dijo...

Muy interesante.
De que época es esa pintura?
Me llamó la atención la "modernidad" del rostro del guerrero, su falta de agresividad y sus ojos casi tristes.
En cambio tu lenguaje corporal indica un academicismo asumido sin pretensión y tu peinado despeinado te da un aire de excelencia y libertad.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Hola, Atilio. La pintura data del siglo XVI. Es lo que se conoce como arte indocristiano, en una acepción acuñada por Constantino Reyes-Valerio, arte que sólo floreció un siglo en México, en los templos católicos construidos y decorados con mano de obra indígena e inspiración europea. Un arte sincrético.
Tu aspecto también habla de libertad. Espero sigas vistándome ahora que estoy subiendo fotos de murales.