lunes, 8 de junio de 2009

Ixmiquilpan 8

La Cruz Atrial de Ixmiquilpan

8 comentarios:

Atilio dijo...

Que curiosa que es la "mancha" amarilla de la iglesia que se alinea con el ángulo de la base de la cruz.
Lamentablemente no hay cruz que me caiga bien y ninguna que considere bella. Será para mi un símbolo que remite a la tortura y a la conquista por los siglos de los siglos.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Mi muy estimado Atilio.

Yo no había advertido la sincronicidad espacial de la “mancha” amarilla que comentas, una curiosidad de la pared y el ángulo de la base de la cruz. Parece que en ese templo hay muchos efectos visuales asombrosos.

Ahora bien, la cruz que aparece en esta foto, quizá te llegue a agradar, y te diré porqué. Fue elaborada por manos indígenas, y reúne elementos del pasado prehispánico. En los brazos de la cruz hay dos flores, símbolo que en náhuatl significa poesía. La cruz, como símbolo, ya era usada en México antes de la llegada de los españoles, y por eso no fue difícil el sincretismo. Entre los antepasados de los mexicanos representaba los cuatros puntos cardinales. ¿Qué tanta independencia tiene una cruz que en sus brazos evoca la poesía? A este tipo de cruz se le llama cruz atrial, y sólo aparece en los templos mexicanos. En otros casos, la cruz muestra elementos de la pasión de Cristo, y varios elementos vegetales.

Me gustaría mucho que le echaras un vistazo a esta página de la Wikipedia:


http://es.wikipedia.org/wiki/Cruz_atrial

Atilio dijo...

Es bien conocida la destreza geométrica y astronómica de los nativos de tu tierra. Lamentablemente no soy un experto en el tema pero comprendo lo suficiente como para que, con tu pedagógica explicación, me resulte mas bella que antes.
Mi referencia, y se que lo sabes, era a la cruz cristiana/romana. Como todos sabemos, fue un aparato de tortura y ejecución muy cruel.
Una de las ventajas de la secularización de la imágen de Jesús es que uno se puede acongojar por la suerte sufrida por un hombre, real o imaginado, cuya ejecución fue cruel y hasta cierto punto injusta.
Para la mayoría de los creyentes el ejecutado es Dios mismo y ello condena a todos a una culpa infame. De ahí el sufrimiento al contemplar la cruz. A ninguno se le ocurriría sufrir delante de la cruz de Espartaco o de sus 5.00 compañeros crucificados en la Vía Apia.

Hablando del sincretismo y de como la iglesia ha sabido siempre detectar los elementos favorables de la cultura conquistada hay mucho para decir. Desde la santificación del indio influyente destinada a dar el ejemplo de sumisión mas irresistible hasta el reemplazo del cordero de Dios por la foca de Dios cuando seducían a los esquimales. Ni la intervención del espíritu santo hubiese podido hacerles entrar en la cabeza la existencia de corderos.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Atilio: la cruz cristiana fue asimilada por los indígenas porque tenía importantes antecedentes en la cosmogonía mesoamericana. El sincretismo que floreció en el siglo XVI fue, digamos, un breve paréntesis que permitió a la religión de los naturales de estas tierras, vivir un poco más. Ojalá pudieras ver este enlace, con la famosa Cruz de Palenque:

http://www.geocities.com/Athens/Atrium/9449/thompson/religionmaya01-2.jpg

El Cristo que esculpían los indígenas fue siempre más barroco y más sangriento que el Cristo español. No hay que olvidar que en el centro de México se practicaba una religión que favorecía el sacrificio humano, y por eso, cuando llegó Jesús, sus rodillas sangraron como nunca antes lo habían hecho:

http://2.bp.blogspot.com/_LWudffqp-60/Sd0eKYvFO8I/AAAAAAAAABw/6qkRSnLl1ic/S1600-R/Sr.+chalma.jpg

¿No era sorprendente que en la vieja religión los dioses pedían nuestra sangre, y en esta, la nueva, era Dios quien ofrecía la suya por nosotros?

Te aseguro que en muchas partes de México, la Iglesia no es la dueña de la fe, es el pueblo el guardián de ella.

Atilio dijo...

Efectivamente, el cristianismo representó algo nuevo y eso fue lo que senialé también cuando hice referencia al acto de contemplación de la cruz. La inversión que explicas sobre a quién pertenece la sangre derramada es otro ejemplo.
Pero la sola formulación de tales aserciones pone en evidencia su brutalidad.

La fe no tiene guardianes sino esbirros y explotadores. No hay nada que guardar de valor. El que cree es un esclavo y el que se manda la parte de creer es un explotador.
Como sabes, no tengo tiempo para la fe ni para los creyentes por el mero hecho de creer.
En cuanto a la adicción a la sangre de tus ancestros, que opinas tu al respecto?

Muy bella la primera imágen de la cruz de Palenque.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Atilio dijo: “En cuanto a la adicción a la sangre de tus ancestros, que opinas tu al respecto?”

Respondo: Este mundo puede revelarse como una lucha constante entre fuerzas cósmicas. La luz contra las tinieblas. En medio del enfrentamiento, el hombre trata de hacer que las cosas estén en orden. Al intentar combatir el caos, hubo quien creyó escuchar que para vivir, los dioses solares necesitaban sangre humana, la cual es metonimia perfecta del sustento de la vida. La metonimia fue absoluta, y fue cuando se ofreció sangre humana a los dioses. Entre los mexicas, la sangre y los rayos del Sol eran equivalentes.

En lo personal, no estoy de acuerdo con el sacrificio humano de inocentes, pero a algunos criminales sí que me dan ganas de que sean eliminados. Aquí en México, de vez en cuando se practica el linchamiento (ilegal) de criminales. Mucha gente simpatiza con aquellos que se hacen justicia por su propia mano. Parece una reminiscencia del sacrificio humano. ¿Puedo mostrarte un ensayo que hice al respecto? Aquí está:

http://ariastotelesplatonico.blogspot.com/2008/06/mxico-mgico-barbarie-sensata.html

Atilio dijo...

Estoy intentando leer tu ensayo con la permanente interferencia de personas que amo y en tres idiomas. El vino se acumula en mi mente y el cansancio del día de trabajo es un aliado fiel de las bellas nombradas.
Igual, heroicamente, te escribo un par de comentarios.
El cristianismo SI es un invento pero el ateísmo es un descubrimiento.
Que diría Dawkins? Que las prácticas sangrientas eran un medio de controlar la población. Pero no hay que creer que tales conductas explicables por la evolución son todas correctas y destinadas al progreso. La evolución no conoce tal concepto. Y si no me crees pregúntale a tus primos de las islas de Pascua.
Es cierto que dios, con todo su poder, no puede enderezar un jorobado ni hacer crecer un dedo amputado. La ciencia lo está haciendo, no hay demasiado a preocuparse a menos que uno sea un jorobado pues el tema es caro por ahora. Hablando de ello, a todos los lectores que comprendan el inglés les sugiero que escuchen y vean la conferencia de Sir Martin King, el consejero científico de los gobiernos británicos. La encuentran en YouTube bajo el nombre "Darwin day lecture 2009". Durante la conferencia escuahrán un número impresionante de problemas y calamidades que pueden y podrían haber sido evitadas por la ciencia si los gobiernos no estuviesen invadidos por alucinados que rezan y lameculos de curas. Se trata de vidas humanas y quién se escandalice o esté en contra es un miserable ignorante o alguien que merece ser linchado por el buen pueblo mexicano.

Finalmente, se comprende la noción de justicia detrás del linchamiento "merecido". Pero hasta el más enardecido justiciero estará de acuerdo que mejor sería que tales actos no fuesen necesarios y que detenerse a considerar los detalles del caso reduce la posibilidad de injusticia y calma los espíritus (en el sentido francés de la palabra, es decir, las mentes).

Äriastóteles Lumínico dijo...

¡Salud, Atilio!