martes, 23 de enero de 2007

¿Qué son las supercuerdas?

Enrique Arias Valencia

“Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra”.
El Kybalión

Según la teoría de las supercuerdas, toda la materia está formada por unos cuerpos unidimensionales, en forma de cuerda, algunas de ellas anilladas, y otras abiertas. La teoría de las supercuerdas pretende ser una explicación de todos los procesos de la naturaleza según la vibración de las cuerdas. Es así que los átomos, los electrones y los protones son en realidad cuerdas de energía vibrante.
De hecho, las cuatro fuerzas de la naturaleza también son manifestaciones de las supercuerdas: la fuerza nuclear fuerte, la fuerza nuclear débil, electromagnetismo y la gravedad son explicadas por esta audaz teoría del todo.

1 comentario:

ktarsis dijo...

Bueno yo no quería hablar de las supercuerdas , pero la vida me trajo aquí.
Podría decirte lo que para mí son las supercuerdas , no habiendo leido absolutamente nada acerca de ellas.
Las supercuerdas nos sujetan en este equilibrio inestable pero....
hay una sola manera de descubrir elorden racional del mundo
dejar que el aire te respire
ser respirado por el aire
bebido por el agua,
devorado por el sol,
entender que la vida te parte en pedazon y después
ella misma te recompone
que no somos los dueños de nada
mucho menos de ella
porque másallá de nosotros
hay un orden perfecto,
inalterable,
exacto,
que el mismo sol que vió nacer al mundo, balbucear al primer hombre,
es el que vimos esta mañana,
deberíamos preguntarnos
cuántas generaciones lo vieron antes que nosotros,
cuántas lo verán después,
cuando nosotros ni siquiera seamos un recuerdo;
incansablemente saliendo por el este....entrando por el oeste.....
¿ cuánta ciencia habrá corrido entonces bajo el puente....
que divide lo esencial,
de lo accidental...
lo importante,
de lo efímero...
de qué nos servirán tantos billetes
y nuestro breve tiempo malgastado en conseguirlos
cuando ya no podamos ver amaneceres,
atardeceres y regularidades esenciales?



ese que cada día sale porel este
y se pone por el oeste
con una precisión maravillosa,
todo está en orden,
nuestras palabras son el caos
y como nosotros no excedemos de esas palabras,
nosotros somos el caos,
mientras que por fuera de nosotros
la regularidad es absoluta, perfecta . armónica....
y que a menos porque nos distrae tanto ruido humano
la música llegaría a embriagarnos;
sin embargo buscamos pelea para entretenernos un poco.