domingo, 12 de julio de 2009

¿Ha dicho Reli… qué?

Enrique Arias Valencia


Tutto nel mondo e burla.
L'uom e nato burlone,
nel suo cervello ciurla sempre la sua ragione.
Del poeta Arrigo Boito, para Verdi, en Falstaff

Según los ateos, Dios no es capaz de crear, ni siquiera a partir de la nada. Felizmente, quien sí puede crear es el poeta, y lo hace a partir de las palabras. Y es así que fue Fernando G. Toledo quien aportó la mejor traducción para el título del documental Religulous, de Bill Maher. Nuestro querido amigo denominó Religidículo su post del sábado, 18 de octubre de 2008, en el cual incluyó un tráiler de la cinta.

Barullo le pasó el link a Fernando, y en Razón atea tuve noticia de la producción. En los comentarios al post Atilio aclaró que Bill Maher, el simpático presentador del irreverente documental es “Hijo de judía y católico, es ateo, nuevamente un caso de sentido común”.

Pues bien, ayer, mi católica amiga Rosa Angélica me invitó al cine, y grande fue mi sorpresa cuando me dijo que la película que veríamos era Religulous. En México la llamaron Reli… qué?

¡Una cristiana y un ateo! En ese momento creí recordar que alguna vez Francisco Soler Gil (en el bando cristiano) y el astrofísico doctorado en Filosofía Martín López Corredoira (todo un súper ateo) hicieron el camino de Santiago, si bien no pude encontrar la fuente, y ésta quizá no sea sino mi decadente imaginación.

El título en español de Religulous me trajo a la memoria la tristemente célebre ¿¡Y tú qué sabes!? Grande fue mi sorpresa cuando Bill Maher se chorea a Andrew Newberg, uno de los protagonistas de la peli New Age sobre la conciencia.

Reli… qué? aborda una inquietante cuestión: si los creyentes basan su fe en ninguna prueba, pueden hacer cualquier cosa con tal de instaurar su opinión sobre cualquier otra.

El filme hace uso de un humor cáustico que en algunos pasajes llega a ser vulgar y predecible. Los insultos a la Virgen María están fuera de lugar no porque la Virgen María sí existe, sino porque al ser yo un ateo irracional y esteticista, siempre echaré de menos un toque de astuta elegancia entre las filas del Nuevo Ateísmo.

La Virgen María es una misteriosa metáfora de lo telúrico, de aquello que habla desde la montaña. Es la voz de la materia que siempre permanece: esa es la prueba de su virginidad, y de ninguna otra cosa.

No hay que olvidar que en el finale de El carnaval de los animales los burros están a punto de tener la última palabra, y si se trata de un asunto de razón contra devoción, que sea entonces la más aguda de las ironías la que prevalezca, y no el simplón canturreo de los que sólo saben negar, pero son incapaces de afirmar.

Con lo que sí estoy de acuerdo es con el excelente final. Con todos los huevos del mundo, Maher advierte que la religión es peligrosa porque se basa en la falsedad, y su suicida convicción acerca de lo que ella llama el misterio de la existencia amenaza con terminar con el planeta, devorando con miedo aquello que debería causarnos reverencia por su propia valía: la vida misma.

Por lo tanto, desde mi diván de placer enfebrecido lo que propongo, pues ¡oh, ateos! es un ateísmo elegante, y elegante entre los haya.

10 comentarios:

Atilio dijo...

Es una peli destinada al público general hecha por un hombre muy inteligente y gracioso y que admite no ser un científico.

La mayor parte de los grandes científicos escuchan la mejor música y admiran el arte en general. Sus libros están llenos de imágenes, evocaciones y analogías con creaciones artísticas de las mejores que el ser humano haya hecho.
El ateísmo no es árido en todos los casos. Ciertamente el citentificista no lo es, como no lo eran Nietzsche, ni Epicuro, ni Spinosa, ni Voltaire, ni Richard Bach, ni Picaso, ni Sagan, ni Asimov y tantos otros cuya producción está repleta de belleza.

Es conocido que los científicos y matemáticos "observan" ecuaciones y notan su belleza.

Sospecho que en realidad estás hablando de cuestiones emocionales y no estéticas. La virgen es presentada de una manera admirable en La Piedad de Michelangelo y no en las estatuillas de yeso de mal gusto que el pueblo adora. Hay que, si uno es ateo, comprender que la compasión que se pueda sentir por el pueblo no deben trasladarse a atribuir bellexza a la grotesca figura solamente porque el pueblo la adora y le atribuye poderes milagrosos.

Conoces algo mas elegante que la teoría de la evolución?
Algo mas misterioso que la constante cosmológica?


El ateísmo tiene resentidos, como las religiones tienen en abundancia. Groseros enojados que anteponen las necesidades de sus egos y encontraron en el ateísmo, casi siempre filosófico, su vehículo ideal. Pero ellos son los que se quieren subir al tren y, por alguna razón o por otra, no han estudiado ciencia y creen que sus mentes pueden explicar el universo sin recurso a la observación, experimentación, confirmación y repetición. Tienen resabio de creencia en su pensamiento y egos sobredimensionados.

Que dijo tu amiga de la peli?

Äriastóteles Lumínico dijo...

Apreciable Atilio:

1) He leído con deleite la reescritura que haces a "El irracional alegato de la finalidad cósmica". Te felicito, sobre todo por el compromiso humano que muestras al exclamar exultante que "¡La vida tiene entonces el sentido le queramos dar!". De nuevo, este tipo de frases me parece que honran tu bandera. Espero llegar a estar a la altura de esa visión del mundo.

2) Mi amiga me dijo que el documental estaba sobresaturado de información, que incluso le hizo doler la cabeza. Luego, no es tan facilón como algunos chistes lo hacen parecer. Rosa Angélica y yo comentamos la enorme diferencia de opiniones que existen entre las sectas, y nos hizo sonreír su discrepancia.

3) A lo largo de la película, mi amiga me dijo que echó de menos la opinión de un téologo.

4) ¿Te fijaste que las mejores migas las hizo Maher con el sacerdote rebelde que entrevista en la Plaza de San Pedro?

Atilio dijo...

1) Ya estás a las alturas de tal frase y de muchas más. Es mi turno de felicitarte por la prosa finísima, la observación aguda y la entrega "santa" a las flechas de la intemperie.
Pero debes abrevar en la realidad y no en el mundo imaginario. Es mucho mas rica y calma la sed mucho mejor.

2) El documental es relativamente liviano si pensamos de los temas que trata. Rosa Angélica debe pensar menos en ángeles y más en rosas para comprender que uno existe y el otro no.

3) En Timboctu (Mali) hay ancianos reputados sabios que solo leyeron un libro en sus vidas, el corán. Son autoridades de respeto internacional y un buen tercio del mundo le adora. En Bhutan hay otros tantos que nunca vieron a un hombre blanco ni saben de la existencia la tomología computadorizada.

4) La ironía es uno de los recursos retóricos más antiguos.

Äriastóteles Lumínico dijo...

1) El problema es que el mundo imaginario siempre me sale al paso en este mi México. Ya postearé algo al respecto.

2) Realmente el documental me parece que con respecto al contenido, tiene diez. Con respecto a la forma, le doy un ocho. (En una escala del uno al diez).

2.1) A Rosa Angélica no le escandalizó ni una sola escena. Ella admite el espíritu crítico. De hecho, una vez me dijo que Dios se había suicidado cuando vio que había creado a la humanidad. "Esa es la muerte de Dios", me aseguró.

3) El sacerdote encargado del observatorio astronómico del Vaticano también permitió una sensata aclaración: no hay ciencia en la Biblia, pues la Biblia se dejó de escribir en la antigüedad, y la ciencia nació recién en el siglo XVII, con Galileo, Kepler y Newton.

4) A decir verdad, he leído mejores ironías por parte tuya, que muchas de las que se manejaron en la peli.

Atilio dijo...

1) La tragedia, que tanto te atrae, es posible aún en victoria. Es más, la gran tragedia es la victoria.
Absorbe ese México dentro de tu capacidad intelectual (científica) y sufre, si así lo deseas, la soledad.
No es una conclusión obligatoria pero es trágica.

2) De acuerdo, creo...

2.1) Que Rosa Angélica quiera cargar con los pecados del mundo la hace pecar de soberbia por compararse a dios. Dile que se deje de joder y se relaje. Con toda la simpatía del mundo.

3) Los atorrantes sotanudos no le dicen al buen pueblo mexicano lo que el astrónomo vaticano dice hoy. Es más, no le diden eso ni a los morochos congoleses, nuestro amigo Dark les oculta los conocimientos actuales y no es monopolio de los africanos sino que actores y actrices de Hollywood tampoco lo saben.
Antes, el sotanudo que detentaba el puesto de astrónomo vaticano, declaró que los anillos de Saturno eran el santo prepucio de jesús.

4) Gracias pero Maher es mucho mejor que yo. Además, muchas de mis ironías no son voluntarias, devienen de mi manera de pensar y se perciben como tales desde afuera. Me doy cuenta leyendo respuestas y me sorprendo como los que las detectan.
Un creyente diría que es un don, un psiquiatra que tengo algunos problemas, tal vez.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Atilio dijo: "Antes, el sotanudo que detentaba el puesto de astrónomo Vaticano, declaró que los anillos de Saturno eran el santo prepucio de Jesús".

Respondo: No he podido encontrar la fuente de la noticia.
¡Un saludo!

Atilio dijo...

"A finales del siglo XVII, el erudito y teólogo católico León Alacio en su obra De Praeputio Domini Nostri Jesu Christi Diatriba ("discusión acerca del Prepucio de Nuestro Señor Jesucristo") especulaba con la idea de que el Santo Prepucio pudo haber ascendido al Cielo al mismo tiempo que Jesús y se habría convertido en los anillos de Saturno, que se habían observado recientemente usando telescopios".
http://es.wikipedia.org/wiki/Santo_Prepucio

http://es.wikipedia.org/wiki/Le%C3%B3n_Alacio

Äriastóteles Lumínico dijo...

¡Vaya Atilio, esa historia sí que la conocía, pero yo creí que te referías al sotanudo que actualmente dirige el observatorio del Vaticano!
¡Jajajaja!

Un abrazo

Atilio dijo...

"No está tan lejos el culo del calzoncillo", decía mi padre.
El astrónomo vaticano de hoy es un hombre con grandes conocimientos científicos pero me parece que adhiere con un susurro al principio antrópico fuerte. La razón de su discreción es porque la iglesia católica no puede rendirse ante los protestantes evangelistas.
Además, no te olvides de todas las otras locuras en las que creen.

Este es un muy buen post que encontré buscando sobre el tema del santo prepucio. No es largo y vale la pena leerlo:
http://cierzo.blogia.com/2004/090101-reliquias-sagradas.php

Nótese que hasta el siglo XX se siguió creyendo oficialmente y hasta hoy existe la pena de excomunión a quién hable mal del tema.
Estoy excomulgado una vez más.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Ateo Atilio: nuevamente tu magnífico comentario es un tributo a tu nobilísima causa. Espero que cuando, en unos días publique mi post "Sacramento ante un ateo en San agustín el Alto" estés dispuesto a extraer oro de tan dura mina, que de la oscuridad de mis ideas, seas tú la lámpara necesaria para iluminar la caverna.
Un abrazo