jueves, 23 de julio de 2009

Una fantasía matemática

Enrique Arias Valencia



...Por lo tanto, de la divina proporción en este trabajo, sólo podemos decir que es una invención artística.

4 comentarios:

Atilio dijo...

Lo más llamativo del vídeo es que tu lo hayas hecho (aunque al final dice que es fácil...).

Porqué no usaste un establo, un gallinero o banios públicos?

Äriastóteles Lumínico dijo...

¡Jajaja! Hola, Atilio.

Manuel dijo...

Un estudio cuidado. En el fondo, esa proporción aurea es resultado de lo rectilíneo y curvo en simbiosis.
Lo curvo me lleva a un barroco suave, quizá ya neoclásico o muy cercano al renacimiento (los dos extremos del barroco) ¿quizá meto la pata?

Äriastóteles Lumínico dijo...

Hola, Manuel:
No, no has metido la pata. Es neoclásico, con cierta carga renacentista y barroca. (El interior incluso es basílica románica).