martes, 7 de julio de 2009

Si Dios es tan absurdo como un círculo cuadrado...

...¿qué pasa con Dios si el círculo es un polígono de infinitos lados?

"Igual que no existe el círculo cuadrado, no puede existir ese Dios". Gonzalo Puente Ojea (Acerca del Dios de la tradición judeocristiana).

"Dios es un círculo cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ninguna". (De la tradición matemática esotérica).

Confróntese con la tesis de Nicolas de Cusa: "Todo conocimiento va desde lo conocido a lo desconocido mediante el establecimiento de proporcionalidades".

Mi respuesta a esta pregunta es que si el círculo es un polígono de infinitos lados, luego Dios no es absurdo y es infinito. Es el infinito de infinitos.

Enrique Arias Valencia

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Dios tiene infinitos lados desconocidos.

Uno de esos lados eres tú.

Asi que se conoce a Dios a medida que uno se conoce a si mismo.

Laura

Atilio dijo...

Mi respuesta a la pregunta es que, entonces, dios puede ser creado por cualquiera que tenga un compás y un lápiz.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Pero ya en estas, Atilio, ¿qué tan absurda es la idea de Dios si admitimos la teoría de límites? Ojo, que admitir que Dios no es idea absurda no equivale a admitir su existencia.
¡Un abrazo!

Atilio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Atilio dijo...

Las ideas y sus propiedades son temas que me interesan poco desde que comencé a ver que decía la ciencia al respecto.
Es uno de esos sectores del pensamiento filosófico que, si los filósofos dejasen de mirarse el ombligo, deberían ser muy prudentes al respecto.
No hay dudas que hay miles de millones de personas en el mundo que poseen ideas de dios y de dioses. Tales ideas son diferentes y poco vale senialar que no corresponden exactamente con la idea del dios de la teología cristiana, musulmana, judía, etc. o que sus propiedades son contradictorias o que si las analogías geométricas son aplicables o no.
Con muy poco esfuerzo se pueden formular ideas imposibles. Solo hace falta imputar una propiedad incoherente a cualquier sujeto, por ejemplo: una flor inteligente.
Pero, cual es el beneficio de tal ejercicio y cual es su relevancia con el mundo real?
Eso es lo que quise decir con el ejemplo del compás.
Que se pueda formular una idea cuyas propiedades sean contradictorias no prueba nada respecto del fenómeno creyente. Como si en el resto de las heurísticas no hubiese contradicciones y errores de todo tipo!
En fin, es un caso más de la impresionante atracción del ombligo agujero negro filosófico.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Laura: El círculo de la teoría de límites tiene infinitos lados. El círculo tiene 360°. Si admito que yo soy uno de los infinitos lados del círculo que es Dios, luego, cada ser humano sería también uno de los lados de ese círculo. Si toda la humanidad se alojara en uno solo de los 360°, del círculo, cabría holgada, y sobraría mucho espacio. Como dices, el círculo tiene infinitos lados desconocidos. Pero conocerse a sí mismo no equivale a conocer a Dios, sino a conocer un segmento de curva no cerrada.

Atilio: ¿Puedes mostrar qué dice la ciencia al respecto de las ideas?

¡Saludos cordiales!

Anónimo dijo...

Atilio dice: Mi respuesta a la pregunta es que, entonces, dios puede ser creado por cualquiera que tenga un compás y un lápiz.

Acertada opinión, dios puede ser creado por cualqueira que simplemente tenga ganas de crearlo.

Ariastóteles:

Conocer un segmento de la curva equivale a conocer el resto de los segmentos de la curva.

Laura

Anónimo dijo...

Yo dije:

Conocer un segmento de la curva equivale a conocer todos los segmentos de la curva.

Aclaro:

Lo que seguría ahora ya no sería preocuparse por la existencia de esa curva o por cuantos lados tiene, sino lo que seguiría ahora sería sería la experiencia de la perspectiva divina, que es infinita.

Atilio dijo...

Laura:

Efectivamente, dios es una creación humana.


Arias:

Me pides un tema muy largo y complejo y, lamentablemente, no tengo el tiempo ni las energías para desarrollarlo.
Sabes bien que es uno de mis centros de interés.
Por ahora la ciencia continúa a asumir que las ideas son, de alguna manera, entes abstractos cuya naturaleza no importa demasiado en cuanto a que no afecta el ejercicio de tal disciplina y los avances.
Sin embargo, hay descubrimientos que alientan una postura que se presenta como contraintuitiva y extrema pero que a mi me parece inevitable y normal. esta es que las ideas son materiales.
Es aquí donde tendría que escribir páginas llamando citas en biología evolucionista, neurociencia, information technology, filosofía (Dennett sobre todo) y mucho más. Pero daré un salto y citaré al menos uno de los descubrimientos recientes que alientan tal postura. Es el paper de Fernando, Karishma & Szathmary:
http://www.parmenides-foundation.org/people/eoers-szathmary/projects/

Se trata de la prueba de mecanismos de replicación de topologías neuronales (ideas algunas de ellas).
También habría que leer respecto de una insipiente disciplina llamada Darwinismo Neuronal.

Para no aparentar contradicción quiero aclarar que cuando digo que las ideas y sus propiedades son temas que no me interesan me refiero a las versiones filosóficas conocidas. Por supuesto que me interesan como fenómenos físicos/cerebrales.
Aunque la cifra sea desactualizada, hay mas de 1.500 funciones cerebrales reproducidas en hardware y la identificación de procesos se cuentan en las decenas de miles. Se avanza más en 6 meses que en toda la historia de la medicina moderna puesta junta.
En otro ejemplo, la capacidad de codificar ADN aumenta también de manera exponencial y lo que se hacía en 15 anios hace 25 se hace en una semana hoy. Que se hará en 10 anios?
Hoy se controla una silla de ruedas con el pensamiento, se cambian los estados de emocionales con un zapping del la región apropiada del cerebro (te imaginas cuando el orgasmo y la alegría dependan de pulsar una tecla?) y un ser humano conectó su cerebro a un ordenador (hace más de 5 anios y nadie se enteró!). La persona reportó una sensación energética y plácida pero cuando fue desconectado sintió durante días algo que describió como soledad e inteligencia reducida. (El experimento está citado en Wired for War de P. W. Singer, un libro fundacional en robótica contemporánea y aplicada a la guerra.

Saludos con disculpas.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Mi muy querido Atilio: Quizá pueda resumir tu respuesta, y buscar un punto de acuerdo, en lo siguiente: las ideas son entes materiales.
Concedo que pensar no otorga el ser. Luego, que se piense la existencia de Dios no prueba su existencia ni su necesidad.

Querida Laura: Conocer un segmento de la curva no nos lleva a conocer toda la curva, pues ésta podría ser elipse o parábola, u otra figura, y ¿cómo nos revela esta propiedad un segmento de la curva?

Saludos cordiales a ambos, "curvas de un universo al final incognoscible".

El afanado dijo...

hola, se dice que las ideas son materiales. No estoy de acuerdo. Si las ideas fueran materiales el espacio sería infinito, lo que está lejos de la realidad pues solo es indefinido.

En cuanto a lo que se dice de la curva, que el que conoce un pedazo la conoce toda, no estoy de acuerdo, pues si los demás puntos o segmentos fuesen iguales, serían el mismo pedazo y no otro. Lo que implicaría quizás que el círculo todavía no alcanzase a trazarse, osea que fuera sólo el punto central(Él punto), que es por lo demás lo que determina al círculo como tal. Lo que intento decir, audacias aparte, es que cada parte del círculo, se diferencia del anterior debido a que el trazado de este le proporciona una dirección que lo hará ser esa parte y sólo esa parte. Conocer una parte, no es conocer todo el círculo.

En lo anterior digo partes y no puntos con el respaldo de Aristóteles, quien dice que nada continuo puede estar hecho de átomos.

Ojalá se me replique (en el buen sentido de la palabra), saludos.

pd:En cuanto a la afirmación de Pascal, Dios es el centro inmutable. Lo que está en todas partes es la circunferencia, que representa la multiplicidad, la manifestación, en contraste con la inmutabilidad del centro.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Afanado:

1) Desde mi punto de vista, las ideas son materiales, pero no son físicas. Ahora bien, he advertido lo que parece un interesante empate entre esta tesis que he tomado en préstamo al materialismo filosófico, por una parte, y en un sistema radicalmente distinto, la teoría de Douglas Hofstadter cuando se pregunta ¿Por qué un fragmento de materia es capaz de pensar en sí mismo? En una de sus más brillantes respuestas Hofstadter sostiene que:

“Cuando reflexionamos acerca de la vida humana de esta forma, resulta curioso el hecho de que seamos conscientes de nuestros cerebros en términos no físicos (como, por ejemplo, de deseos o creencias) mucho antes de que lo seamos en términos neurológicos de bajo nivel. (De hecho, la mayoría de la gente nunca llega a estar en contacto con su propio cerebro a este nivel)”.*

Pareciera que con lo expuesto por Hofstadter se valida la tesis de la efectividad del tercer género de materialidad del sistema del materialismo filosófico: M3, a saber, las materialidades eidético-esenciales.

2) En esto coincidimos: quien conoce un fragmento de la curva no la conoce toda.

3) De acuerdo: Shankara y Aristóteles sostienen que nada continuo puede estar hecho de átomos.

4) Atribuyes a Pascal la frase de la tradición matemática esotérica. ¿Tienes la fuente?
* Hofstadter, Douglas, Yo soy un extraño bucle. ¿Por qué un fragmento de materia es capaz de pensar en sí mismo? Traducción: Luis Enrique de Juan Vidales, Barcelona, Tusquets, 2008, p. 219. En este blog hay reseña de la obra:

Reseña de I am a strange loop

el afanado dijo...

en el cap. 29 del Simbolismo de la cruz de Guénon (pag. 120):

"considerar el espacio como "una esfera cuyo dentro está por todas partes y su circunferencia en nonguna, según la formula frecuentemente citada de Pascal, quien por lo demás no es quizás su primer inventor."

Anónimo dijo...

No entiendo la relación entre tu respuesta y lo que dice Puente Ojea.

Me parece que lo que haces es identificar la idea de Dios con el infinito como hizo Descartes, que no es más que otra versión del argumento ontológico de San Anselmo. Dios es perfecto, la perfección tiene la cualidad de existencia por definición, por lo tanto Dios existe. Todo esto no es más que una falacia, una petición de principio, en la que también caía Nicolás de Cusa, ( Dios es ratio essendi y ratio cognoscendi) al que citas.